Trabajar con influencers tiene sus detalles y pecularidades

Mitos y verdades de trabajar con influencers: qué debes esperar

Reading Time: 5 minutes

Las marcas que se plantean trabajar con influencers suelen tener bastantes dudas e inquietudes. Han oído campanas acerca de que el Influencer advertising puede ser muy efectivo y lograr grandes objetivos, pero no tienen muy claro lo que pueden esperar de esta estrategia.

La profesión de influencer es relativamente nueva. Y si a ello se une que la figura del influencer ha crecido principalmente alrededor de una red social como Instagram donde prima el “postureo”, es normal que la percepción de los influencers esté un tanto distorsionada:

  • Que si son unos vividores
  • Que si se dedican todo el día a hacerse fotos y comer en restaurantes con el dinero que les pagan las marcas
  • Que si reciben muchos regalos…

La realidad es que la vida de los influencers no es tan bonita como la pintan, y que detrás de cada perfil de éxito hay mucho trabajo y dedicación.

Con intención de aclarar definitivamente todos estos mitos y de establecer unas expectativas realistas para las marcas – tanto para las que creen que trabajar con influencers no sirve para nada como para las que esperan obtener una avalancha de ventas con su primera campaña – vamos a hacer un repaso de las principales cuestiones que pueden llevar a confusión.

Después de aclarar estos puntos esperamos que tengas mucho más claro qué puedes esperar de trabajar con influencers.

Ebook gratuito: Caso de éxito de Influencity en el sector Gran Consumo

Particularidades de trabajar con influencers

Mitos y preguntas sobre trabajar con influencers

 

  • Si tienes muchos seguidores eres influencer

 

El número de seguidores no es la variable a considerar a la hora de calificar a alguien como influencer, sino la calidad del contenido que comparte y la interacción que provoca en su audiencia.

Además, dado que en muchos casos esa cifra es la que muchos utilizan para otorgarse autoridad, la compra de seguidores es bastante común.

Por lo tanto, de cara a presumir, puede que este dato sirva al propietario de la cuenta, pero desde el punto de vista del anunciante que se juega el presupuesto en una campaña, guiarse por un criterio tan vago es un error.

No. Más “followers” no es siempre mejor

Las verdaderas personas influyentes de la red no se miden exclusivamente por número de seguidores. Junto a una audiencia lo suficientemente amplia, deben aportar también credibilidad y calidad en sus contenidos.

 

  • Un influencer hace lo que sea mientras una marca le pague

 

Evidentemente puede que haya casos en que así sea, pero un influencer profesional que se precie de serlo, no solo mira por su bolsillo, sino también por su audiencia.

La credibilidad es el activo más preciado de un influencer. Si sus seguidores interpretan que la cuenta se ha convertido en un tablón de anuncios, los días de gloria de su propietario comienzan su cuenta atrás. Por lo tanto:

  • Los buenos influencers no aceptan cualquier campaña ni cualquier mensaje, sino solo aquellos que puedan aportar valor a su base de fans
  • Gracias a esa actitud obtienen mayor engagement
  • Son estos los influencers con los que merece la pena trabajar

Además es importante que a la hora de seleccionar un influencer tengas en cuenta con qué valores se asocia o identifica su imagen, ya que estos mismos valores son los que asociarán también a tu marca.

Apostar por un influencer “mercenario” capaz de promocionar cualquier cosa no es la mejor idea, ya que difícilmente se le podrá asociar a otra cosa más que a un interés económico

Por eso es tan importante realizar un buen estudio y selección de los posibles influencers en los que puedas poner el prestigio de tu marca con toda la confianza, y cuyos valores estén alineados con los mismos que quieres transmitir.

Trabajar con influencers funciona para todos los sectores

  • Trabajar con influencers solo funciona para algunos sectores

 

El marketing con influencers se asocia a fotos glamourosas y productos de belleza, moda o lujo. Por eso es bastante común que algunas marcas crean que su producto no es adecuado para este tipo de campañas de comunicación.

Pero un influencer no es solo imagen, es también credibilidad. Por eso, aunque lo que vendas  sea un producto o servicio poco visual, no tienes por qué descartar la opción de trabajar con influencers.

La gente lo que quiere son recomendaciones reales de personas en las que confían, y cualquier producto se presta a contar una historia sobre él que genere interacción y opiniones en una audiencia.

Solo es cuestión de acertar con la persona, el tono y la forma de presentar la conversación

 

  • Las celebridades son los mejores influencers

 

Hay marcas dispuestas a pagar verdaderas fortunas para que alguna celebridad promocione sus productos. Y en ocasiones les funciona muy bien.

¿Qué pasa entonces si tú eres una pequeña empresa sin la capacidad económica de pagar a esas estrellas de la red? ¿Ya no puedes hacer influencer advertising?

Por supuesto que sí, y además las buenas noticias son que:

  • Las celebridades NO SIEMPRE son los mejores influencers
  • Puede que lleguen a mayores audiencias, pero ello no implica un mejor ROI
  • Para una pequeña empresa puede ser mucho más ventajoso un micro-influencer que un famoso
Ojo. Micro-influencer no es sinónimo de micro-resultados.

Puede que no tengan una base de seguidores tan numerosa, pero son personas influyentes en su sector y pueden proporcionar, comparativamente, un grado de credibilidad mucho mayor.

 

  • Trabajar con influencers no te permite medir el tu inversión

Respuesta equivocada

Precisamente en la actualidad cualquier campaña medianamente seria se sustenta en las métricas. Claro que puedes ofrecer dinero a cualquier influencer medianamente interesante y esperar que te lluevan los pedidos, pero esa no es la manera correcta de trabajar con influencers.

Con el software de Influencity, por ejemplo, no solo puedes medir el Earned Media de tu inversión, sino que además puedes hacerlo en tiempo real, lo que te permite saber al instante qué acciones son más eficaces y cuáles lo son menos, para poder así optimizar el dinero invertido.

¿Quieres saber más acerca de cómo trabajar con influencers y hacerlo eficaz gracias a los datos? Descarga el Caso de Éxito de Influencity en el sector Gran Consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *